miércoles, 7 de enero de 2009

MADRE E HIJO

Te fuiste de mi lado tan joven apenas 20 años
A buscar suerte en tierras ajenas
De diferentes costumbres
Regresaste después de un tiempo y te
Volviste Air diciendo que volverías pronto
Han pasado 17 años y no he vuelto a ver
Me enviaste unas fotos
Has cambiado mi niño amado ya eres todo un hombre
Pero yo te sigo viendo en mi corazón como aquel joven
Que se fue por primera vez de mi lado
Todos los días le ruego a Dios que te cuide y te proteja
Con lágrimas en mis ojos
Ya me siento muy cansada mi cuerpo esta agotado
Tal vez por los años que han pasado
Estoy llena de arrugas y mi cabello esta llenos de canas
No se cuanto tiempo resista mi cuerpo
Solo le pido a dios que me mantenga con vida
Para seguir esperando el día que puedas venir a verme
Pero quiero que recuerdes esta canción que siempre lo canto
Es una inspiración que me nació del alma
Para ti hijo mío.
Hay mi palomita mi palimita blanca
Alzo sua alas y se fue volando, volando lejos
Talvez cuando regrese ya no encontrara su nido
Si la muerte me lleva antes que llegues
Te pido perdón por que no será mi voluntad
Si no la voluntad de Dios


1 comentario:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Linda...

Siempre una madre ve a los hijos como niños aunque sean viejos.

La esperanza en el regreso de tu hijo siempre estará latente y entonces un día tocarán a la puerta y al abrirla, alli estará él para darte un beso.

Muy bonita la canción y espcial para le momento vivido.

Un abrazo